Esta semana os traemos al blog una receta muy apropiada para los meses de calor que nos esperan. Es muy sencilla y perfecta para reinar en todas las comidas veraniegas.

¿Comenzamos?

Ingredientes:

  • 1 kg de tomates maduros
  • 200 g de pan del día anterio
  • 200 ml de aceite de oliva
  • Sal
  • ½ diente de ajo ( es  opcional)
  • Huevo duro rallado ( es opcional)
  • Y el ingrediente estrella: 150 gr de jamón ibérico picado

Desde Amblesía te recomendamos adquirir nuestro jamón de Bellota Ibérico (50 % Raza Ibérica) Martín Martín Blázquez que le aportará todo el sabor a esta refrescante receta

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: fácil

Preparación:

  1. En primer lugar, limpiamos correctamente los tomates y los cortamos en cuartos, los añadimos a un bol grande y trituramos con una batidora hasta que nos quede una textura líquida.
  2. Seguidamente, pasamos la salsa por un colador para retirar posibles trozos de piel y pequeñas pepitas que hayan podido quedar al triturarlos
  3. A continuación, cortamos el pan en trozos pequeños y los añadimos a la crema de tomate que hemos preparado anteriormente. 
  4. Pelamos el ajo, quitándole el centro para que no repita. Lo añadimos al tomate con el pan. Echamos el aceite de oliva virgen extra y la sal. Lo pasamos todo por la batidora hasta que nos quede de la textura que más nos agrade ( más espeso, más fino). 
  5. Por último, lo metemos al frigorífico  y en un par de horas estará listo para ser disfrutado.

Para presentarlo, de manera opcional podemos espolvorear un poco de jamón ibérico picado. Además, podemos añadir huevo cocido picado y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra  que darán el toque perfecto.

¡A disfrutar!